Una anécdota de Larry Bird

LARRY BIRD & DENNIS RODMAN

 

Viajamos al pabellón “TD Garden”, en Boston, a finales de los años 80. En este partido se enfrentaban los famosos Boston Celtics contra los Detroit Pistons.  O lo que es lo mismo, Larry Bird contra Dennis Rodman; aunque por aquella época, este todavía no era un jugador tan polémico como lo fue después.

 

En aquellos años, el pivot de los Pistons, ya era considerado como uno de los mejores defensores de la liga. Rodman afirmó que su manera de defenderle era negándole el balón con un marcaje muy intenso y con contacto físico; “asfixiándolo”.

Sin embargo, ante este tipo de demarcación por parte de Rodman, el alero de los Celtics gritaba lo siguiente en cada una de las jugadas:

  • ¡Eeeh! ¡Estoy solo! ¡Pasádmela antes de que se den cuenta de que nadie me está defendiendo!

En un determinado momento del partido, Larry Bird consiguió anotar 4 canastas seguidas con la defensa asfixiante de Dennis Rodman sobre él. Bird conseguía recibir, se hacía un hueco con el codo y… ¡para dentro!

¿Y sabéis qué hizo Larry Bird tras anotar esa cuarta canasta de forma consecutiva? Fue corriendo en dirección al banquillo de los Pistons y le gritó a Chuck Daly, entrenador por aquel entonces de los Pistons.

  •  Oye entrenador, o pones a alguien a defenderme ya, u os voy a meter 60 puntos esta noche…

Conociendo a Dennis Rodman, os podéis imaginar lo mal que le sentó escuchar aquello… sobre todo teniendo en cuenta que había estado todo el partido “matándose” para que Larry Bird no recibiera el balón.

Fuente

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.