POR QUÉ, PORQUÉ, POR QUE Y PORQUE.

Esta es una de las ruedas de prensa más famosas del fútbol moderno. En ella, Mourinho lanza varios dardos a su máximo rival y al trato que reciben ellos por parte de la prensa y sobre todo, el colectivo arbitral. La entrevista se puede resumir en una expresión: ¿Por qué? 

En este apartado veremos las diferencias existentes entre las formas: “porqué”, “por qué”, “porque” y “por que”.

 

PORQUÉ

Se trata de un sustantivo de género masculino que equivale a “causa”, “razón” o “motivo”. Lleva tilde por ser una palabra aguda que termina en vocal. Normalmente se utiliza precedido de un determinante artículo u otro en su defecto.

♣ No termino de comprender el porqué de tu ausencia. ♣ 

♣ Siempre vienes con tu lista de “porqués” cuando te sientes perdido. ♣ 

 

POR QUÉ

En este caso dicha forma responde a la secuencia formada por la preposición “por” y el interrogativo o exclamativo “qué” (es monosílaba pero se acentúa para distinguirla de la conjunción y del relativo homónimo).

¿Por qué no vemos V de Vendetta? ♠

Ignoro por qué actúa así. ♠

♠ ¡¿Por qué no te callas?! ♠

PORQUE

Se utiliza como una conjunción causal e introduce una oración subordinada que expresa causa. En esta situación la conjunción puede ser sustituida por locuciones de valor causal como “puesto que” o “ya que”.

♥ No acudí a la cita porque echaban el último capítulo de Death Note. ♥

♥ Creo que todavía puedes ir al festival porque siguen vendiendo entradas en la cuenta oficial de Instagram. ♥

♥ ¿Por qué no has ido a clase? – Porque me encontraba indispuesto. ♥

 

También se utiliza como conjunción final, seguida de un verbo en subjuntivo. Equivale a “para que” (finalidad).

♥ He hecho todo cuanto pude porque no terminara de esta forma. ♥

♥ He hecho todo cuanto pude porque no terminara de esta forma. ♥ (se admite la grafía en dos palabras aunque se prefiere en una sola)

 

 

POR QUE

Esta probablemente sea la forma menos utilizada y la más difícil de utilizar. Podemos encontrarla con dos estructuras:

La preposición por + el pronombre relativo que (aunque lo más común es usar el relativo con artículo antepuesto “el que”, “la que”, etc.):

La razón por (la) que te llamé resultó ser intrascendente. ♦

 

O bien, por la preposición por seguida de la conjunción subordinante que. Esta secuencia se da con verbos, sustantivos o adjetivos cuyo significado rigen el uso de complemento introducido por la preposición por y llevan además una oración subordinada introducida por la conjunción que. 

♦ Optaron por que no acudiera a la reunión familiar. ♦

Estaban ansiosos por que empecemos el “Scape Room”.

♦ Nos confesó su inquietud por que los cachorros pudieran sufrir complicaciones en el parto. ♦

 

Estas son las principales diferencias de uso de las mencionadas formas. ¡Ahora a ponerlo en práctica!

¿Encuentras el error?

 

 

A VER Y HABER

¿Cuándo debo utilizar “a ver” y cuándo “haber? Esta es una de las preguntas más recurrentes a la hora de escribir, tanto por parte de alumnos como por parte de esa generación que no ha crecido en la “era digital” pero ha sido engullida paulatinamente por las redes sociales y los smartphones. Es muy habitual utilizar incorrectamente dichas expresiones, por ello, en esta a entrada vamos a aclarar los usos de cada una de ellas.

Antes de desglosar los diferentes usos hay que dejar claro que las formas “aber”*, “haver”*, “a ber”* y cualquier derivado producto de la imaginación y competencia del hablante NO EXISTE.

 

 

A VER

USOS

Forma  constituida por la preposición “a” + el infinitivo del verbo “ver”. Es decir, aquellas expresiones en las que se quiera transmitir la idea asociada a la acción de “ver” algo:

♣ Fui a ver la nueva película de Fast and Furious a los Cines Callao. ♣

♣ El guía llevó a los turistas de safari a ver a las cebras y leones. ♣

 

Cuando se utiliza con un tono interrogativo se emplea para solicitar al interlocutor que nos deje ver o comprobar algo:

♣ – Acabo de descargar toda la filmografía de Quentin Tarantino. – ¿A ver? ♣

♣ – La semana pasada edité una de mis canciones con el “autotune”. – ¿A ver? ♣

 

Cuando se utiliza con un valor de expectación o interés por algo. Generalmente va acompañada de una oración interrogativa indirecta (pronombres y adverbios interrógativos; con tilde):

♣ – A ver cuándo vienes a echar una mano que estamos desbordados. ♣

♣ – Ayer hicimos el examen de Física, a ver qué tal ha ido… ♣

 

También se utiliza en situaciones en las que el hablante requiere o llama la atención al interlocutor antes de preguntarle, ordenarle o pedirle algo:

♣ – A ver, Jaime. ¿Has hecho la tarea? ♣

♣ – A ver, dame dos minutos que reviso el correo. ♣

♣ – A ver, tienes que seleccionar primero el icono del Escritorio. ♣

 

En las ocasiones en las que algo se nos presenta como claro e inevitable, la expresión “a ver” tiene un matiz equivalente a “claro” o “naturalmente”:

♣ – ¿Al final estudiaste el Romancero Gitano? – ¡A ver! No quedaba otra si querías aprobar… ♣

♣ – ¿Compraste los billetes de avión en enero? – ¡A ver! Si los compramos más tarde vamos tener que pagar más… ♣

 

En los casos en los que la expresión va precedida de la conjunción “si” puede expresar expectación, curiosidad, interés, temor, sospecha, deseo, mandato, etc.

A ver si esta jornada pierden el Real Madrid y el Barcelona. ♣

♣ – A ver si a partir de ahora te pones el cinturón de seguridad nada más entrar al coche. ♣ 

♣ – A ver si te atreves a decírmelo a la cara. ♣

♣ – A ver si adivinas quién me ha preguntado por ti. ♣

 

En la mayoría de estos ejemplos, la expresión “a ver” puede ser sustituída por la forma conjugada en 1ª persona del plural del verbo VER: “veamos” 

♣ – A ver con qué excusa nos viene esta vez… = Veamos con qué excusa nos viene esta vez…

♣ – A ver si por fin le pide perdón = Veamos si por fin le pide perdón. 

 

 

HABER

Como verbo “haber” puede aparecer como auxiliar seguido de un PARTICIPIO:

♠ – He cateado 5 asignaturas este trimestre… – ¡Haber estudiado! ♠

♠ – Me gustaría haber visitado algunas de las calas de Ibiza. ♠

 

Puede aparecer como verbo con significado pleno y lo hará en oraciones impersonales donde denota la presencia o existencia de lo designado por el sustantivo que lo acompaña:

♠- Debe de haber muchas cucarachas detrás del frigorífico. ♠

♠ – Parece haber largas retenciones en la entrada de Madrid. ♠

 

También puede comportarse como un sustantivo masculino cuyo significado vendría a ser “conjunto de bienes o caudales de una persona”:

♠ – El Real Madrid tiene en su haber 13 Copas de Europa. ♠

 

Seamos responsables y evitemos tener que leer “tuits” y derivados como estos:

 

 

¿A ver estudiado*? Pues a lo mejor sí, eh…

 

A ver si también le traen un diccionario…

Espero que esta entrada haya servido para ver las diferencias de uso entre ambas expresiones. ¡Ahora a ponerlo en práctica!