ARGUMENTOS Y ADJUNTOS.

LA NATURALEZA DEL VERBO Y SUS COMPLEMENTOS.

En este apartado vamos a entender un poco mejor el verbo a partir de su naturaleza y sus complementos; los denominados argumentos y adjuntos. Todo lo veremos desde un punto de vista semántico, es decir, a través del significado.

Para ello, vamos a materializar toda la parte teórica en una situación un tanto irreal pero bastante representativa.

Imagina que te encuentras tumbado en la hamaca del jardín y una nave flotante aparece sobrevolando el tejado de tu casa y te abduce. Allí te encuentras con dos seres extraterrestres que muy amablemente te invitan a que tomes asiento. Se les ve muy interesados en algo. Una de las pantallas que tienen a su espalda comienza a emitir sonidos estridentes. En ese momento, uno de los extraterrestres comienza a proferir una serie de sonidos ininteligibles. Nada más terminar, la máquina comienza a traducir dichos sonidos: “Llevamos tiempo observándoos y queremos saber qué significan algunas de vuestras palabras. Las utilizáis casi siempre que habláis. Son palabras como ‘vender, explicar, dibujar, reír…’

Si te preguntan qué significa el verbo ‘invitar’ en tu idioma, lo más seguro es que tu contestación sea: “alguien invita a alguien a algo”. Y además, acompañarás esta explicación de un ejemplo: Invité a mi pareja a un helado. Vemos pues como hay elementos que necesitan aparecer siempre con según que verbos. En este caso siempre vamos a necesitar “alguien” que invite y que cumplirá la función de ‘sujeto’; tendremos también aquello a lo que se invita, es decir, ‘ un helado’ (C. Régimen que viene regido por la naturaleza del verbo) y por último a quién se invita; “a mi pareja” (CD). Este tipo de elementos se van a denominar ARGUMENTOS.

A esta secuencia podemos añadirle otro tipo de complementos que van a añadir información adicional, como por ejemplo, cuándo se compró ese helado, dónde, por qué, cómo… Este tipo de datos no son relevantes o imprescindibles en la estructura genética del verbo. Podemos prescindir de ellos y la oración sería gramatical: (Ayer) invité a mi pareja a un helado (en Frutolandia). Este tipo de elementos se denominan ADJUNTOS.

 

TIPOS DE ARGUMENTOS

CEROARGUMENTALES: pertenecen a este grupo los verbos sobre fenómenos meteorológicos. Estos forman oraciones impersonales. No hay ningún sujeto que realice ni padezca la acción; son verbos como llover, granizar, amanecer, diluviar, anochecer, tronar… Este tipo de verbos no necesita de argumentos, tiene significado por sí mismo.

Este sábado lloverá mucho en el norte peninsular.

 

MONOARGUMENTALES: suelen relacionarse con los llamados verbos intransitivos, es decir, aquellos que no pueden ir    acompañados de un CD. En algunos casos hay un experimentador, por ejemplo, el relacionado con verbos del tipo nacer, morir, florecer, brotar, emanar, estrecharse, ennegrecerse, pudrirse y en otros con un agente, es decir, algo o alguien  realiza la acción del verbo, por ejemplo, jugar, saltar, sonreír, bostezar, salivar, bailar, dormir… En todos estos casos tan solo hay un argumento exigido por el verbo.

Homer duerme. 

 

BIARGUMENTALES: tienen dos argumentos aquellos verbos que necesitan un CD (transitivos), un C.Rég. o aquellos que expresan un acto volitivo, es decir, los relacionados con lo que nos gusta, nos encanta, nos aburre, nos divierte, nos entristece, etc.

  • Transitivos: buscar, encontrar, comer, construir, beber, sentir, secar…
  • C. Rég: confiar en, disfrutar de, hablar de algo, discutir sobre, carecer de…
  • Volitivos: gustar, encantar, divertir, disgustar, entristecer…

Homer come muchas rosquillas /Homer disfruta de las rosquillas / A homer le encantan las rosquillas. 

 

TRIARGUMENTALES: en este caso el significado del verbo exige la presencia de un sujeto, un CD y un CI (generalmente). Tenemos verbos como dar, regalar, comprar, vender, invertir, enseñar… “Alguien regala algo a alguien”.

La profesora enseña matemáticas a sus alumnos. 

 

EL COMPLEMENTO LOCATIVO ARGUMENTAL (CLA)

En español existen una serie de verbos que por su propia naturaleza rigen un complemento que expresa lugar. Tenemos unos que expresan movimiento, generalmente de un sitio X (origen) a un sitio Y (meta) y otros que expresan una ubicación.

  1. MOVIMIENTO: alejarse de, acercarse a, pasar por, salir de, transportar algo a, poner algo en, colocar algo sobre…
  2. UBICACIÓN: permanecer en, vivir en, residir en, situarse en, resistir en… 

Ralph colocó el plátano en el suelo. 

 

Homer resiste en coma / Homer vive en Springfield.

 

EL ATRIBUTO LOCATIVO*

De acuerdo con la NGLE (Nueva Gramática de la Lengua Española), cuando tengamos oraciones con verbos copulativos ser, estar parecer seguidos de una expresión que indique lugar, consideraremos ese complemento como un ATRIBUTO LOCATIVO en lugar de un CCL, dado que este debería poderse suprimir, sin embargo, si omitimos este complemento en dichas oraciones falta información importante.

Homer Simpson está en las nubes.

(Si omitimos la parte subrayada obtenemos ‘Homer Simpsón está*’… ¿está dónde?)

 

LOS ADJUNTOS

Son complementos oracionales que no vienen exigidos por el verbo, es decir, se añaden a la secuencia para añadir información adicional que es considerada como relevante por el hablante en una situación comunicativa. Se pueden prescindir de ellos y la oración seguiría teniendo sentido y siendo gramatical.

Generalmente se suelen relacionar con los complementos circunstanciales, el complemento predicativo…

Bart espió a sus vecinos en el jardín ayer con un telescopio.

Antes de analizar los adjuntos, nos fijaremos en la naturaleza del verbo ‘espiar’: alguien espía a alguien o a algo. Los argumentos serán pues, la persona que ejecuta la acción, en este caso ‘Bart’ (sujeto) y la persona(s) que sufre la acción del agente; ‘ a sus vecinos ‘ (CD) > Bart los espió. 

El resto de elementos que aparecen subrayados son ADJUNTOS, esto es, se puede prescindir de ellos y la oración tendría sentido por sí sola. Uno de ellos nos aporta información sobre el lugar (‘en el jardín’), otro acerca del tiempo (‘ayer’) y el último responde a la pregunta de “con qué” o “cómo” (CCInstrumento / CCModo).

4 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.